Jamón y Más

Casadiellas


Ingredientes

(cantidades para unas 40 casadielles)

Ingredientes para la masa:

  • 1 Yema de huevo.
  • 110 ml. de Agua.
  • 110 ml. de Aceite.
  • 110 ml. de Vino Blanco.
  • 125 Gramos de Mantequilla (derretida).
  • 450 - 500 Gramos de Harina para repostería.• 1/2 Sobre de Levadura.
  • Una pizca de Sal.

  • Ingredientes para el relleno:

  • 700 Gramos de Nueces.
  • 5 Cucharadas de Azúcar.
  • Anís (1 o 2 cucharadas)

  • Elaboración

    Mezclamos en un bol amplio la yema de huevo, el agua, el aceite, el vino blanco, la mantequilla ya derretida y la sal. Lo revolvemos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

    A continuación incorporamos la levadura y la harina poco a poco y vamos removiendo. Cuando veamos que nos cuesta mezclarlo lo colocamos todo sobre una superficie enharinada y amasamos hasta conseguir una masa manejable, si no es necesario no utilizaremos toda la harina.

    Una vez obtenida la masa, la tapamos con un papel film y la dejamos reposar al menos unas dos horas.

    *Truco: Para acelerar este proceso, precalentar el horno a 60 grados y apagarlo a los 10 minutos. Introducir la masa bien tapada con un paño para que no nos haga costra y dejarla reposar 30 minutos en el interior del horno.

    Mientras la masa reposa preparamos el relleno:

    Picamos las nueces, las tostamos en la sartén unos 3 minutos, las sacamos y las molemos solo un poco, no tienen que quedar demasiado molidas, podemos colocar las nueces sobre una tabla y molerlas con el rodillo. Añadimos las nueces ya frías a un bol y añadimos el azúcar y el anís, mezclando todo bien.

    A continuación rellenamos las casadielles. Cogemos un trozo de masa y con el rodillo la extendemos. Colocamos una cucharada grande de relleno y las cerramos, repetimos el proceso con cada una.

    *Truco: Al rellenarlas hay que poner bastante cantidad porque al freírlas la masa crece y por dentro queda hueca, repartíéndose el relleno por las paredes.

    Una vez tengamos todas las casadielles elaboradas procedemos a freírlas en una sartén con bastante aceite bien caliente. Cuando doren por un lado le damos la vuelta y las doramos por el otro, salpicándolas con aceite. Una vez fritas las colocamos sobre papel absorvente y las rebozamos con azúcar.




    Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información