Jamón y Más

Verdinas con Bacalao

Ingredientes:

( Para 4 raciones)

• 500 Gramos de Verdinas.

• 500 Gramos de Migas de bacalao.

• 1 Cebolla grande.

• 1 Cabeza de Ajo entera.

• 2 Puerros.

• 2 Zanahorias

• 100 ml. de Aceite de oliva virgen extra.

• Agua.

• Sal.

Para el sofrito del bacalao:

• 2 Dientes de ajo.

• 1 Ramillete de Perejil fresco.

• 100 ml. de Vino blanco seco.

• Aceite de Oliva virgen extra.

• Azafrán.

Elaboración:

Comenzamos por desalar las migas de bacalao, poniéndolas a remojo durante 24 horas en un recipiente con agua (cambiaremos el agua 3 veces durante el proceso). Una vez desalado ponemos el bacalao en una cazuela con abundante agua a fuego lento y lo retiramos del fuego cuando comience a hervir.

Si es necesario, desmigaremos el bacalao y escogeremos las espinas. Reservamos el agua de la cocción anterior. A continuación, ponemos una olla al fuego y añadimos las verdinas, los puerros bien lavados y cortados, las zanahorias peladas y troceadas, los ajos troceados, la cebolla cortada y el aceite junto con el agua de la cocción que habíamos reservado hasta que lo cubra todo.

Cuando comience a hervir lo pondremos a fuego lento durante 2 horas más o menos, hasta que las verdinas estén tiernas. Hay que vigilar que siempre tenga suficiente líquido, y en caso de que sea necesario añadir más debe ser agua fría. Cuando las verdinas ya estén tiernas ponemos una sartén al fuego con aceite y añadimos los dientes de ajo bien picados. Una vez dorados los dientes de ajo añadimos el perejil picado, el azafrán y el bacalao.

Lo rehogamos un momento y añadimos el vino blanco, dejamos que se evapore el alcohol. Añadimos ahora las verdinas, rectificamos de sal si es necesario y dejamos que se haga todo durante 10 minutos.

Un plato perfecto para la Semana Santa.


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información